buy Zyban no prescription tadacip no prescription oral Levitra Fluoxetine without prescription Clomid no prescription buy Norvasc without prescription< buy Isotretinoin without prescription buy Prednisone online buy Flagyl no prescription lasix buy Zovirax Acomplia without prescription

Por qué las PYMES TIC de Castilla y León deben participar en el proyectos europeos de I+D+i

1
Dic

El Centro de Soluciones Empresariales de la Junta de Castilla y León acogió el pasado día 29 de noviembre una jornada sobre «Oportunidades en el ámbito TIC en el programa H2020: Convocatorias 2018-2020».

A la reunión acudieron empresas y centros tecnológicos del sector TIC de Castilla y León con el objeto de presentar el nuevo programa de trabajo 2018-2020 de TIC, que con un presupuesto superior a los 2.500M€, está enmarcado en el programa HORIZONTE 2020 de financiación de la I+D+i, el mayor de ámbito europeo. Con estas ayudas la Comisión Europea pretende potenciar las principales líneas estratégicas en las tecnologías TIC: Ciberseguridad, Big Data, IoT, Inteligencia Artificial, etc. y también que las empresas TIC, especialmente las PYMES europeas se conviertan en protagonistas en integración y desarrollo de estas tecnologías.

Hay oportunidades de financiación muy atractivas para las PYME TIC. Pero la financiación europea no se concede a cambio de nada, hay que tener muy en cuenta para qué la quiere la empresa y si tiene, de verdad, algo que aportar en alguno de los siguientes campos: Integración horizontal de tecnologías emergentes, ciberseguridad, digitalización de datos en industria y servicios, 5G y «Next Generation Internet». Organismos estatales como el  CDTI conocen lo que quiere la Comisión Europea de los proyectos que le presenten y están a disposición de cualquier empresa, asociación o centro tecnológico interesado en este programa.

Europa desea que las empresas investiguen y desarrollen estas nuevas tecnologías pero con la vista puesta en su aplicación práctica, en su salida al mercado. Para ello necesitan especialmente a las PYMES TIC, en contacto directo con el usuario tecnológico y sus necesidades. Las PYMES TIC también deben formarse y adquirir maestría en tecnologías emergentes de manera que puedan crear aplicaciones que resuelvan las necesidades concretas de sus clientes..

Los proyectos europeos generalmente se concretan en consorcios que consisten en un grupo de socios que firman un contrato para desarrollar un proyecto. Para buscar socios europeos hay que seguir pistas: web, agendas, reuniones intersectoriales, etc. o utilizar herramientas ad hoc diseñadas por la Comisión. Una vez terminado el proyecto, la mercantilización del proyecto se ejecuta según los acuerdos del contrato y generalmente  la puesta en el mercado suele ser rentable económicamente además del intangible  de la adquisición de conocimientos y de la visibilidad y prestigio que aportan el participar en un proyecto europeo.

Dentro de los proyectos europeos, hay dos figuras de interés para las PYMES TIC que ha lanzado la Comisión. Por una parte, los «Digital Innovation Hubs» (DIH) que tienen como objetivo implementar una tecnología en varios mercados y las plataformas, cuyo objetivo es implementar varias tecnologías integradas en un único mercado.

Una línea prioritaria para la Comisión Europea es dar valor a los centros de supercomputación. Los proyectos en los que se precisa su colaboración son bienvenidos: tratamiento masivos de datos de administraciones públicas, simulaciones de flujos de movimientos de grandes poblaciones, simulación de evolución de elementos naturales que pueden originar catástrofes (movimientos sísmicos, huracanes, grandes precipitaciones, etc .). León dispone de un centro de supercomputación al servicio de proyectos punteros que necesiten gran potencia de cálculo.

La ciberseguridad es otra de las disciplinas de interés estratégico para la Comisión Europea, su integración con otras tecnologías es muy bien valorada.  Los últimos ataques «fake» han encendido las alarmas de los estados europeos y se precisa desarrollar un sistema de defensa eficiente.

En cualquier convocatoria son bien recibidos proyectos cuyo beneficio no sea únicamente económico sino que tengan una fuerte repercusión social. Los proyectos que unen tecnologías emergentes y asistencia a personas dependientes (ancianos, personas con discapacidad, etc.) son siempre bien considerados por los evaluadores.

Estos son ejemplos que nos orientan para que nuestros proyectos partan con cierta ventaja competitiva en su evaluación por los técnicos de la Comisión Europea.

Nuestras PYMES TIC conocen la tecnología, sólo necesitamos un pequeño empujón `para participar en proyectos europeos potentes y prácticos que tengan repercusión real en el mercado (económico y social).

La Junta de Castilla y León, a través del ICE, promueve el que las PYMES participen en las convocatorias europeas. Mantiene una oficina en Bruselas a la que todas las empresas pueden acudir. Esta oficina conoce lo que quiere la Comisión Europea y puede orientar a las empresas para que un proyecto tenga una alta probabilidad de éxito.

La empresa que quiera desarrollar un proyecto europeo debe saber que debe comprometerse, este compromiso implica trabajo. Si este trabajo es coherente y con sentido común, los proyectos europeos dan sus frutos. Hay que planificar, desarrollar, concordar con los socios y respetar la normativa.

El grado de éxito es pequeño, sólo pasan la criba un 13% de los proyectos presentados pero, una vez que se consigue el primer proyecto, ya se tiene experiencia y una imagen de marca que permite entrar en la rueda de elección de socios para los proyectos. La confianza que genere nuestra marca es la mejor tarjeta de presentación para conseguir socios y proyectos.

Además de estos proyectos colaborativos, la Comisión Europea ha desarrollado programas específicos para PYMES en su programa de trabajo para el periodo 2018 – 2020:

  • Programa «Cascade Funding»: Financiación a terceras partes. Los usuarios finales utilizan nuevas tecnologías, experimentando su uso y mejorándolo. La financiación cubre los experimentos para implementar las nuevas tecnologías y mejorarlas.
  • Instrumento PyME exclusivo. La financiación de este subprograma se aplicará a todo tipo de innovación, incluyendo las innovaciones no tecnológicas y de servicios.
    • Los proyectos presentados dentro de este programa pueden ser individuales o consorcios formados por PyMES.
    • Reciben financiación a lo largo de todo el proceso de la Innovación. Se desarrolla en tres fases: Viabilidad, Demostración y replicación comercial y comercialización.

Hay oportunidades para financiar proyectos innovadores desarrollados por PyMEs, la Comisión Europea lo considera prioritario. Ahora son las PyMES tecnológicas las que deben atreverse a participar en estos programas, desarrollando y personalizando acciones innovadoras escalables y reproducibles que resuelvan necesidades del mercado aportando beneficio económico y social.